Saltar al contenido

Un equipo de científicos del Laboratorio Nacional de Oak Ridge (Tenesse, EE UU) creen que este año 2019 podrían por primera vez en la historia abrir un portal hacia una dimensión paralela.

Con su experimento, esperan poder demostrar la existencia de un mundo con características muy parecidas al nuestro. Basan su idea en las llamadas 'partículas espejo'.

Para probar la existencia de este universo o dimensión paralela, el experimento que esperan realizar consistirá en disparar a través de un túnel de 15 metros un haz de neutrones que tendrá que atravesar un potente imán antes de llegar hasta una pared impenetrable. Al otro lado de la misma se instalará un detector de neutrones que, en condiciones normales no debería detectar nada, pero en el caso de hacerlo la teoría dice que habrían atravesado la pared oscilando en un mundo espejo.

Parece ser que teóricamente el 1% de los neutrones podrían cruzar la brecha entre nuestra realidad y el 'mundo espejo', se concluiría pues que habrían atravesado la pared "Oscilando" en el "mundo espejo", convirtiéndose en neutrones espejo, para reaparecer otra vez en el "Universo real"

"Solo los que pueden oscilar y luego regresar a nuestro universo pueden ser detectados", explicó Broussard al portal especializado New Scientist.