Saltar al contenido


Para ello vamos a realizar un ejercicio de imaginación ...

Para realizar un viaje al pasado deberías utilizar un agujero de gusano que ya debería existir y que tendría que conectar con alguna parte del continuo espacio tiempo, en el pasado.

Ahora tienes que recorrer el tiempo atravesando por este agujero de gusano. Cuando llegues al pasado, en ese mismo instante se creará una instancia del propio Universo, una copia exacta del Universo que ha existido hasta ese mismo momento.

El universo aunque no te des cuenta empezará a bifurcarse de tu Universo de procedencia, de tu Universo primigenio.

Ahora lo importante es que una de las Bocas del agujero de gusano, la que está en el pasado, la que está donde tú te encuentras, se desplace contigo hacia el futuro en este Universo alternativo a la velocidad de un segundo por segundo. Tienes que recordar que la otra boca del puente einstein-rosen permanece anclada en el futuro.

Ahora como viajero del tiempo puedes desplazarte por el tiempo hacia el futuro de esta nueva realidad y ver los cambios y repercusiones que has ocasionado debido a actuaciones o intromisiones que has realizado en esta línea del tiempo y puedes hacer todo esto sin tener miedo de no poder volver a tu propia realidad.

El desplazamiento hacia el futuro de esta realidad alterna puedes conseguirlo viajando a una velocidad cercana a la de la luz.

Ya sabes qué pasa si viajas a una velocidad cercana a la de la luz. Te desplazarás de forma natural hacia el futuro.

Lo interesante de esto es que la boca del agujero de gusano viajará contigo hacia el futuro y podrás alcanzarla después en esa misma línea de tiempo solo debes procurar que no se cierre allí donde la dejes.

Ahora para regresar a tu "futuro" solo tienes que entrar en el agujero de gusano y desplazarte por él. Como está vinculado con tu punto de procedencia y este vínculo no se ha roto, podrás retornar sin problemas.