Belchite ¿psicofonias o grabación de sonidos de otros tiempos?

El tema de las psicofonías no puede ser simplificado con el argumento de que son grabaciones de los que ya no están entre nosotros, si bien es cierto que muchas presentan una cierta interacción con quien las realiza (contestación breve a alguna pregunta) en mi opinión creo que pueden tener diferente naturaleza.

Para evidenciar esto quisiera hablaros de Belchite un pueblo de la provincia de Zaragoza. Me refiero al viejo pueblo de Belchite y es justo ahi donde desde 1986 se han ido sucediendo fenomenos acusticos muy extraños.

Desde la primera constancia sonora en 1986 que sucedió a Carlos Bogdanich durante la emisión de un programa de radio llamado Cuarta Dimensión y realizado in situ, se han ido obteniendo grabaciones por diferentes equipos de investigación que evidencian sonidos de batalla (disparos, gritos, tanques, bombas…) algunas de estas grabaciones son demasiado largas para ser consideradas como psicofonías. ¿Es posible que sean sonidos de otro tiempo que por alguna suerte de fenómeno aun desconocido llegan hasta nosotros?

“Psicofonía captada en el 2013 durante una de las visitas guiadas a Belchite en la capilla que hay en la entrada, el guía dejó la puerta cerrada con llave para que nadie pudiera entrar durante la grabación. El sonido está aumentado x4, se utilizó un micrófono Gestron de sensibilidad alta incorporado a la cámara de video. En el minuto 2:50 y el minuto 4 aproximadamente se escuchan varias explosiones. En el minuto 6 el vídeo se cortó la batería se agotó aunque estaba preparada para 8 horas ininterrumpidas de grabación. Probablemente es una de las psicofonías más claras que se han conseguido en Belchite.”

Saltos en el tiempo y portales interdimensionales

Los fenómenos temporales no son tan extraños como podríamos llegar a pensar. A lo largo y ancho del planeta se han reportado multitud de casos en diferentes épocas, algunos son tan solo pequeñas perdidas de tiempo como la del vuelo 502 de Aviaco en el año 1978 (no por ello menos impresionante) y otros casos es el propio individuo el que experimenta el desplazamiento temporal hacia delante o hacia tras en el tiempo pudiendo interactuar con su “nuevo entorno” que aparece como extraño y surgido de la nada.
Hay un caso muy interesante que me gusto bastante y que leí del libro “Viajes en el Tiempo de Vicente Fuentes” que muestra esto.

El caso Davies

El tal Davies despegó de un aeródromo de Chester Inglaterra pilotando una avioneta Cessna. Tenia que cubrir la ruta hasta el aeropuerto de Speke de Liverpool pero algo sucedió durante su viaje. Cuando tendría que estar sobrevolando las carreteras M53 y M56 se da cuenta que no están, han desaparecido! revisa los indicadores del avión y toma conciencia de que esto no es posible, por ello decide descender para observar mejor el terreno y solo puede ver campo, pero ni rastro de carreteras. Davies coge los prismáticos para ver si puede observar algo y divisa un escuadrón de soldados que van uniformados como las antiguas milicias romanas, también puede observar unas construcciones mas parecidas a la época del antiguo Imperio Romano. Después de esta visión una nieva espesa engulle la avioneta de Davies y cuando sale de la misma aparece la autopista A548.
¿Se había encontrado con un pliegue temporal que unía dos épocas separadas por 2000 años?
Davies estaba convencido que había sobrevolado una zona ocupada por el Imperio Romano pero lo curioso es que parece que no fue el único al que le paso un suceso parecido

Encuentran a un viajero del Tiempo en una foto de 1941

“Reapertura del puente de South Fork, tras las riadas”, circa 1941.

Esta es la foto de la polémica. ¿Es realmente un viajero en el tiempo el personaje que aparece en la parte central derecha de la imagen?, ¿o este personaje tan solo se salia de la forma de vestir de la época?

La foto fué tomada en la Columbia Británica, en Canadá, en torno a 1941, y forma parte de una exposición que puede verse aquí.

Varios detalles confirman la sospecha de que este hombre es un viajero del tiempo. En primer lugar, lleva unas gafas de sol de diseño, un cardigan de punto estilo grunge y una camiseta trendy. Entre las manos acarrea lo que parece una cámara de fotos compacta.

La imagen apareció en varios foros de Internet, donde se barajaron tres posibilidades:

  • El individuo era un adelantado a su tiempo.
  • La foto era un montaje.
  • Se trataba, sin duda, de un viajero en el tiempo.

Inyectores del Tiempo

¿Es posible que seamos visitados por nuestra propia humanidad futura?

Si fuera así seguramente se habrán encontrado con el problema de que si se realiza algún cambio en el pasado por pequeño que sea, este tendria grandes implicaciones en el futuro. Es posible que nuestra civilización futura u otras civilizaciones que podrían llegar a existir y desarrollarse técnicamente, estén utilizando la “inyección de sucesos” en la corriente del tiempo para de esta forma observar como deriva la propia “realidad”.
Yo los he denominado “Inyectores del tiempo” y estoy convencido que una civilización tan técnicamente desarrollada como para realizar viajes en el tiempo, tarde o temprano utilizara la “inyección de sucesos”. Esto tiene un problema obvio y es ¿como después de realizar un cambio en la “linea de sucesos” para observar como modifica el propio futuro, los viajeros del tiempo podrían retornar a “su realidad”? (por utilizar términos de la película Regreso al Futuro).
Esta claro que se debería mantener la conexión entre futuro y pasado mediante una agujero de gusano estable. En ningún caso debería perderse dicha conexión ya que mantendría unida a las “dos realidades”. El “Operador” podría avanzar por la nueva línea de tiempo creada para observar las implicaciones que tienen los cambios que ha realizado pero siempre la boca del agujero de gusano debería avanzar con el a fin de poder regresar a su realidad.

El estado de las cosas

La historia nos da muestras que es cíclica, se repite una y otra vez pero con escenarios y personas diferentes. Las personas que vivieron en otras épocas tenían “unas verdades” sobre el funcionamiento del Mundo y de las cosas que después quedaron desfasadas y superadas por otras ideas y descubrimientos posteriores. Lo curioso de esto es que no pasa de forma rápida, hay un proceso que suele ser más o menos largo en función de como lo miremos. Cien años es poco desde el punto de vista de nuestra civilización pero es mucho si lo vemos desde la perspectiva de un individuo; así pues la historia nos demuestra que los cambios de paradigma se hacen esperar, lo establecido se resiste a cambiar, el Statu quo de aquellos que se sitúan en lo alto de la escala social o que influyen considerablemente con sus ideas desde su puestos se resisten a cambiar y por ende a que cambie todo, quien sabe si quizás porque sus ideas quedarían huérfanas.

La NASA tiene algo importante que anunciar


La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) mañana día 13 de abril dará una rueda de prensa donde revelará detalles de los océanos existentes en satélites y planetas del sistema solar, datos que han recopilado gracias a la misión Cassini. Como otras veces no especifican nada de lo que se darán a conocer manteniendo a sí el misterio, pero todo apunta a que el anuncio ira destinado a dar a conocer la forma en que a partir de ahora quieren continuar con la búsqueda de vida extraterrestre.
El evento se podrá seguir a las 20:00 hora Española por el canal TV de la Nasa. Se realizará en el Auditorio James Webb de la NASA en Washington y además contará con la participación de expertos de todo Estados Unidos, quienes mediante videoconferencia se dirigirán al país a través del canal oficial de la NASA y su sitio web.

Puedes acceder a través de este enlace.

La paradoja del doble experimentador

He ideado un experimento mental (puesto que no tenemos máquinas del tiempo) que he denominado “la paradoja del doble experimentador” en el cual hace más compleja si cabe la paradoja anterior.
En mi ejercicio mental imaginaremos dos personas en dos habitaciones separadas, las dos tienen una maquina que puede ver el futuro y las dos ven el mismo lugar del espacio-tiempo; una plaza llena de gente y 30 minutos en el futuro, pero ninguna de las dos conoce que hay otro experimentador mirando lo mismo.
A al primero se le dice que debe intervenir, es decir; realizar alguna actuación para cambiar lo que ha visto. Al segundo se le dice que no se acerque a la plaza hasta  al menos hasta que no pase la hora en la que va a suceder todo.
Hay una cámara en dicha plaza que grabará todo lo que pasará y esta misma grabación se le hará visionar al segundo experimentador.

Durante el visionado los dos experimentadores pudieron ver lo mismo pero lo que visionaron no llegó a suceder en la realidad tanto para uno como para el otro. Lo curioso es que el segundo experimentador no sabia que había otro experimentador y tampoco que iba a realizar una acción para cambiarlo todo.
“La realidad” pues seria mucho más compleja de lo que llegamos a pensar y es un misterio como podemos compartirla.

Las verdaderas paradojas temporales

Han corrido ríos de tinta sobre la paradoja del abuelo, muchos “intentando demostrar” a nivel conceptual la imposibilidad del viaje en el tiempo, otros han conseguido esquivar esa limitación utilizando la idea de los universos paralelos. ¡Pero no nos engañemos! las verdaderas paradojas las encontramos en el futuro o mejor dicho en el futuro si pudiéramos observarlo.

¿Porque digo esto?

Podemos hacer un ejercicio mental para entender el porque.

Tenemos la tecnología para ver a través de una pantalla lo que va a contecer diez minutos después del momento actual. Si esto fuera así nos encontraríamos que en función de lo que podamos ver podríamos crear una paradoja o no. ¿porque?

Si lo que estamos viendo es ajeno y lejano a nosotros y si no realizamos ninguna acción para cambiarlo posiblemente no pasaría nada, todo sucedería igual como lo hemos visionado, pero la cosa cambia si nos estamos visionado a nosotros mismos ya que en ese caso pueden suceder dos cosas: no hacemos lo que hemos visto y esto hará que “ese universo-realidad” nunca exista desde nuestro punto de vista o intentamos reproducir lo mismo que nos hemos visto hacer cosa que es imposible que podamos reproducir por más que lo intentemos y lo cual nos llevaría igualmente a que “ese universo-realidad” tampoco exista nunca.

¡Podemos probarlo! Si nos grabamos en vídeo y después intentamos reproducir exactamente todos nuestros movimientos, aunque que lo intentáramos un millón de veces no lo conseguiríamos.

Así pues si pudiéramos ver el futuro el mismo acto de visionarlo lo estaría cambiando.

Tal como lo veo yo un viajero temporal…

Tal como lo veo yo, un viajero temporal para poder regresar a su tiempo “su realidad” después de haber realizado un cambio en el pasado necesitaría un vinculo con dicha realidad, es decir: mientras el puente einstein-rosen no se rompa y comunique los dos puntos del espacio-tiempo no perderá el vinculo con “su realidad”. De esta manera un viajero temporal podría experimentar una linea temporal nueva, incluso pasar años allí sin por ello temer el no poder regresar a la linea temporal de origen “su realidad”.

Paradojas temporales. La paradoja del abuelo

La paradoja del abuelo parte del supuesto de que si se realizara un viaje en el tiempo y mataras a tu propio abuelo antes de que seas concebido, tu padre y por extensión tu mismo nunca habríais nacido imposibilitando de esta manera el propio viaje en el tiempo ya que nunca lo podrías realizar por no haber existido.

Esta paradoja se resuelve con la teoría de los universos paralelos (tan en boga actualmente por la física teórica) , es decir, si uno viaja atrás en el tiempo y cambia algo del pasado lo que realmente estaría haciendo seria “crear” una nueva línea temporal independiente de la primera. Así el futuro de esa línea temporal seria diferente del futuro de donde vienes. Otra cosa seria como poder regresar a “tu realidad” de procedencia.